Política | 18/12/2019 14.01

ONU Argentina cuestionó ante la ONU las sanciones económicas contra Venezuela y advirtió sobre sus consecuencias

Lo hizo el embajador Foradori en una reunión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que preside Michelle Bachelet.

El embajador Foradori expuso la posición argentina

El embajador Foradori expuso la posición argentina

-

La Argentina cuestionó este miércoles las sanciones que los Estados Unidos y países de la Unión Europea impusieron al gobierno de Venezuela que lidera Nicolás Maduro, como consecuencia de la violación de derechos humanos en Venezuela. 

De esta forma se manifestó el país a través del embajador Carlos Mario Foradori, durante una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Nueva York, luego de que Michelle Bachelet, Alta Comisionada, actualizara su informe sobre la represión en la nación latinoamericana. 

“Agradecemos a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos la actualización oral sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Argentina apoya la intervención conjunta pronunciada minutos atrás por el Perú en nombre de un conjunto de países proponentes y copatrocinadores de la resolución 42/25. Al respecto, mi país desea manifestar que nuestra preocupación debe incorporar la dimensión de los derechos económicos, sociales y culturales. En tal sentido el impacto de las sanciones económicas, comerciales y financieras sobre la economía venezolana es indubitable teniendo efectos concretos sobre la población más vulnerable. Muchas gracias, señor presidente”, manifestó Foradori.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, subrayó este miércoles la importancia del respeto de las libertades públicas en Venezuela debido a que el año próximo se celebrarán elecciones.

Los venezolanos están llamados a las urnas en diciembre del año próximo para renovar la Asamblea Nacional (AN), actualmente controlada por Juan Guaidó.

En una reunión del Consejo organizada para que la Alta Comisionada presente una actualización de su informe, Bachelet dijo que "es crucial" garantizar las libertades públicas para crear las condiciones para unas elecciones "libres, imparciales, creíbles, transparentes y pacíficas".

En ese sentido, expresó su preocupación por el levantamiento de la inmunidad a cinco diputados de la oposición, lo que eleva a 30 el total de representantes de la oposición sin ese beneficio.

Asimismo, se rechazó los llamados de "autoridades de alto nivel" para seguir armando a las milicias así como la presentación de una propuesta de ley ante la Asamblea nacional Constituyente, controlada por el oficialismo, para incorporarlas a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

"Reitero mi llamada a las y los actores políticos en Venezuela a retomar las negociaciones para alcanzar una solución a la crisis política y económica y devolver la esperanza a la población", expresó la ex presidenta chilena.

"Mi Oficina sigue comprometida en contribuir a la mejora de la situación de los derechos humanos", aseguró Bachelet y reclamó la posibilidad de establecer una presencia más amplia de su oficina en el país latinoamericano.

En su informe de cuatro páginas, la Alta Comisionada hizo un repaso de las actividades de su oficina en Venezuela desde el 20 de septiembre pasado, fecha en la que firmó una Carta de Entendimiento con la Cancillería venezolana.

La Carta, que formaliza la presencia de dos oficiales de derechos humanos de la ONU en el país, establece nueve áreas de cooperación técnica con las instituciones nacionales y un plan de trabajo conjunto para desarrollar esas actividades.

Bachelet agradeció en el informe la "apertura" de las autoridades venezolanas para revisar los avances en las investigaciones de casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales en el contexto de operativos de seguridad y de las muertes en protestas de 2017.

Asimismo, remarca que han tomado nota del pedido de las autoridades venezolanas para que revisen la "repercusión negativa" de las sanciones económicas en la población.

Agrega que en los últimos tres meses su oficina ha podido visitar centros de detención de los gestionados por los Servicios Penitenciarios y por el Ministerio de Defensa, donde ha entrevistado a 70 personas privadas de la libertad, aunque no han podido ingresar a los centros de detención de los Servicios de Inteligencia, por lo que reclamó un permiso para ingresar a esos lugares en el corto plazo.

Además, destacó la excarcelación de 28 personas privadas de la libertad por motivos políticos al tiempo que reclamó a las autoridades "liberar incondicionalmente" a todos los detenidos por motivos políticos, incluidos los militares.

Por otro lado, la ex presidenta chilena se refirió a los altos niveles de violencia y a la presencia de grupos armados irregulares involucrados en la explotación de los recursos naturales.

Por último, Bachelet expresó su preocupación por el incremento de la migración irregular debido a los mayores requisitos de ingreso en algunos países a las dificultades para obtener la documentación de viaje, equivalente a 54 salarios mínimos.ml